CONCEPTOS BÁSICOS PARA ADQUIRIR LIBERTAD FINANCIERA

En ocasiones hablar sobre libertad financiera puede ser algo difícil porque las personas lo consideran un tema tabú o una utopía para ellos. Por eso he querido escribir un artículo que te pueda permitir comenzar desde ahora a forjar tu libertad financiera asimilando y poniendo en práctica estos  3 conceptos básicos para adquirirla. Son conceptos que no son difíciles de asimilar, pero que por no tener conciencia de ellos los pasamos por alto en nuestra vida cotidiana.

Antes de conocer los conceptos recordemos una de las definiciones sobre libertad financiera. En este caso recurramos a Harv Eker, experto sobre teorías de la riqueza, quien considera que libertad financiera es vivir el estilo de vida que deseas, sin tener que trabajar ni depender de nadie. También en otro de nuestros artículos profundizamos sobre otra de las definiciones de libertad financiera (particularmente con la que más me identifico), y es la de libertad de tiempo y dinero. Estas dos definiciones resumen claramente lo que buscamos cuando hablamos de libertad financiera.

Ahora, si te estás preguntando qué puedes hacer para alcanzar esa libertad, te recomiendo aplicar a tu vida lo antes posible los siguientes conceptos básicos, y así, comenzarás a ver cambios verdaderos.

PREOCÚPATE POR  CONSRTRUIR ACTIVOS FINANCIEROS

Lo primero que debemos entender es que son los activos los que nos darán la libertad financiera. Por eso, desde ahora debes comenzar a preocuparte por encontrar las mejores maneras de crear este tipo de activos en tu vida. Un activo financiero  no es otra cosa que algo que te esté generando ingresos. Como ya lo he expresado en un artículo anterior, la mayoría de las personas solo contamos con el activo del tiempo. Si, el tiempo es un activo, pues es lo que en nuestros empleos tradicionales damos a cambio para obtener remuneración. El problema es que el tiempo es limitado,  entonces si decidimos aferrarnos únicamente al ingreso que obtenemos de nuestro empleo será muy difícil adquirir la libertad deseada.

Si quieres conocer entonces qué tipo de activos pudieras construir, debieras enfocarte en cosas que te gusten hacer, en lo que seas mejor que el promedio, o aquellas cosas que las personas te hayan dicho que eres sobresaliente. Has una lista de estas cosas y comienza a imaginar cómo puedes hacer de tus virtudes una fuente de ingresos. Es muy posible que al comienzo no se te ocurran muchas ideas, pero por lo menos céntrate en comenzar por vender algo o ingresar en negocios multinivel que estén enfocados de alguna manera en los nichos de mercado que crees afectan directa o indirectamente las virtudes que ya has descubierto en ti.

La meta con estos activos es que comiencen a generar ingresos que aumenten nuestro flujo de efectivo. Se debe tener en cuenta que este es un proceso que se debe llevar con paciencia. No podemos pretender que con nuestro primer negocio o modelo de inversión vayamos a volvernos ricos en poco tiempo. Será un proceso de ensayo y error donde cada paso dado es un aprendizaje más, tanto de los diferentes modelos de negocio e inversión, como del auto conocimiento que empezarás a experimentar por verte expuesto a nuevos retos.

TU TIEMPO ES TAN VALIOSO COMO TU DINERO

tiempo

Ya hemos tocado brevemente el tema del tiempo. Este es un aspecto que toda persona en busca de libertad financiera debe considerar muy valioso. Como ya dije, el tiempo es el principal activo con el que contamos para empezar. Pero también hemos dicho que este activo lo subutilizamos únicamente generando con él ingresos de nuestro empleo tradicional. Pero, el tiempo que dediquemos a la construcción de los activos financieros ya mencionados, así como a la educación financiera necesaria y el bienestar de nuestro cuerpo y alma, se verán mucho mejor recompensados y de diversas maneras.

Napoleón Hill en su libro “la llave maestra de la riqueza” hace referencia a que “El tiempo más rentable que un hombre dedica a su trabajo es aquel por el cual no recibe una compensación inmediata”. Esto demuestra claramente que las recompensas que recibamos por la buena administración de nuestro tiempo no se verán reflejadas inmediatamente, pero aun así, debe considerarse tan valioso como si estuviéramos recibiendo oro como recompensa. Es tan importante como el dinero, porque así como cuando invertimos dinero esperamos recibir utilidades de él, al invertir nuestro tiempo en las actividades que sabemos nos llevarán a esa anhelada libertad financiera, recibiremos en cambio utilidades mayores que si solo cambiáramos nuestro tiempo por dinero al instante. Si deseáramos obtener libertad financiera tan solo cambiando tiempo por dinero, sería imposible debido a límite de tiempo que tenemos para trabajar.

Concatenando este concepto con el anterior, he de anotar que la mejor manera de comenzar a construir nuestra libertad financiera es utilizar nuestro tiempo libre en descubrir y desarrollar aquellos negocios que nos permitan crear activos. Pero además, veremos cómo el tiempo se concatena con el siguiente concepto, porque de acuerdo al uso que le demos, podremos aprender todo lo necesario para que el dinero que va aumentando en nuestra columna de activos no se vea despilfarrada haciendo buena administración de él.

COMIENZA A ADQUIRIR UNA EDUCACIÓN DIFERENTE

Terminando con esta trilogía de conceptos para adquirir libertad financiera nos preocuparemos por complementar nuestra educación académica con educación en temas financieros, administrativos, de desarrollo personal y emocional. Conceptos que en la escuela no se profundizan, y que son muy necesarios en este gran proyecto que nos hemos planteado, porque necesitaremos descubrir nuevas áreas en nuestra vida que son las que nos mostrarán el mundo de posibilidades que teníamos ocultas, simplemente por no interesarnos en conocer más cosas sobre nosotros y nuestro desarrollo.

Creer que cuando salimos del colegio o la universidad ya somos productos terminados nos llevará a estancarnos en un mundo donde la evolución es constante y en mayor aceleración que en el pasado. Precisamente esa veloz evolución que estamos viviendo es gracias a la educación que se encuentra al alcance de todo aquel que desee obtenerla. Así que si quieres notar ese increíble cambio en tu vida, absorbe toda la información que puedas sobre estos temas complementarios, pero de gran utilidad para toda persona que esté en busca del éxito

La educación financiera complementa tu educación académica.

La tarea no es sencilla. Para alcanzar libertad financiera la meta será generar suficientes ingresos pasivos que te cubran todos tus gastos mensuales. Claramente con la educación tradicional no tienes los conocimientos necesarios para lograr todo esto. Por eso debes complementar tu educación universitaria, que tal vez ha sido más técnica en aspectos de la profesión que elegiste pero que no necesariamente  te haya preparado para desarrollar esa profesión en función de adquisición de riqueza. Esto es lo que buscamos al complementar tu educación con estos temas. Encontrar la manera que puedas hacer de tu pasión o de la profesión que ya posees, una fuente de riqueza ilimitada.

Esta es una de las claves del por qué la libertad financiera se ha convertido en un tema tabú. La mayoría de las personas carecen de los conocimientos de cómo alcanzarla, y aunque reconozcan en algún momento de sus vidas que es posible conseguirla, no tienen los conocimientos para hacerlo. Tan solo con que tú estés leyendo este artículo y te estés interesando por conocer cómo ser libre financieramente, ya te pone del lado de las pocas personas que comenzarán a adquirir las habilidades para lograrlo y que irán descubriendo que con la educación adecuada no tiene que ser todo tan difícil como aparenta ser. La clave es dar estos primeros pasos y el camino se irá dando a nuestro favor, y hasta llegaremos al punto donde será más difícil retroceder que seguir avanzando.

COMIENZA CUANTO ANTES

Como has podido notar no hemos profundizado en aspectos  sobre estrategias de adquisición de riqueza ni mentalidad empresarial, porque la idea es que comiences tu camino cuanto antes cambiando tus creencias y adquiriendo  nuevos hábitos gracias a tus nuevas experiencias que llegarán a ti luego  de aplicar estos conceptos. A medida que avances en el camino, será más fácil para ti inmiscuirte más en todo lo que implica este mundo de construcción de libertad. Recuerda comenzar cuanto antes a incluir en tu rutina estos conceptos y comenzarás a ver cambios significativos en tu vida financiera.

Pierde el miedo a verte sin dinero para que te sea más fácil pensar en él más como una herramienta y no como un fin, y elimina tus deseos de reconocimiento o fama, porque estos llegarán tan solo luego de haber trabajado eficientemente para alcanzar tus metas. Enfócate en cuánto cuesta el estilo de vida que deseas. Imagínate un día en la vida que deseas y piensa en cuánto dinero necesitas para tener todo lo que te imaginas tener y cuánto dinero necesitas para mantener ese estilo de vida permanentemente. Esto te dará más fuerzas para empezar ahora mismo. Pensar  de esta manera, soñando con tantas posibilidades que la vida te ofrece, te dará un norte claro y un por qué comenzar a hacer de estos conceptos hábitos en tu rutina de éxito.

COMPARTELO
¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO?
SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES

Únete a nuestra comunidad para recibir nuestro nuevo contenido directamente en tu correo.

Además recibirás un ebook gratis de bienvenida.

¡AHORA CONFIRMA TU SUSCRIPCIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.