DIFERENCIAS ENTRE NEGOCIO TRADICIONAL Y NEGOCIO ONLINE

Lo que buscamos cuando decidimos iniciar un negocio es construir activos financieros que nos permitan algún día alcanzar la anhelada libertad financiera. Y claramente cuando lo hacemos pensamos en crear un negocio tradicional, de esos que nos parecen tan esclavizantes, costosos y complicados; pero se nos olvida que en estos tiempos contamos con las ventajas del internet y las redes sociales. Yo he podido comprobar las diferencias entre un negocio tradicional y un negocio online, y ahora quiero compartirles mis conclusiones.

Ya en un artículo anterior habíamos tenido la oportunidad de leer a expertos que nos hablaban sobre las ventajas del emprendimiento digital, y aunque yo aún no sea un experto, también he podido vivenciar y a la vez analizar las ventajas que las nuevas tecnologías nos traen para quienes queremos iniciar nuestro camino empresarial. Muchos otros expertos empresarios, que no necesariamente tuvieron la posibilidad de contar en sus inicios con la maravillosa herramienta del internet, también concuerdan en que esta es una clara manera de apalancarnos empresarialmente.

LA DIFERENCIA MÁS GRANDE ES DE CAPITAL

Lo primero que he analizado es la relación costo beneficio de poner un plan en acción, y comparándolo con un negocio funcional por internet, las desventajas de un negocio tradicional son bastantes. Ya sabemos los altos costos de poner en funcionamiento un negocio tradicional, con costos de nómina, pagos de alquiler y costosas facturas de servicios públicos. Aun si un mes no ha sido beneficioso para la empresa, los costos siguen siendo los mismos. Una empresa con estos altos costos debe tener un buen capital base que lo sostenga en estas temporadas de crisis.

Por su parte, los negocios digitales requieren muy poco capital inicial en comparación a otro similar que funcione físicamente. Incluso (o debería decir con mayor razón) si se tratara de una gran tienda. Tener la posibilidad de tener una tienda virtual es mucho más económico. Y si por alguna razón un mes no cumplimos con la cuota deseada, pues tampoco tenemos que pagar los gastos fijos que un negocio físico sí tendría que pagar. Las factura de servicios públicos se reducen a lo que consuma nuestro computador, la bodega la reemplazamos por una página web, y las automatizaciones que podemos realizar incluso para las ventas nos pueden ahorrar los costos de tener una persona esperando que ingrese un cliente.

Y si nuestra empresa se dedica a la prestación de servicios, nos ahorramos el traslado que supondría el llegar al lugar donde se encuentre nuestro cliente, pues las comunicaciones online nos permite llegar inmediatamente a una persona en cualquier parte del mundo, lo que nos genera la posibilidad de atender más clientes durante el día que si tuviéramos que desplazarnos físicamente hasta ellos. No significa que todo esto suprima por completo el trabajo que debemos realizar, pero sí son herramientas que hacen más fáciles las cosas. Y precisamente este es el factor clave del apalancamiento.

 

AYUDAR A MÁS PERSONAS

Como lo dije en el artículo titulado emprender para ayudar a emprendedores, mi gran sueño es emprender para ayudar a quienes quieran tomar también este camino de emprendimiento, pues me parece que es un camino que en ocasiones se hace solitario. Y los negocios online ofrecen esta posibilidad. Por una parte, el conocimiento que muchos empresarios han obtenido es un activo que encuentra en el internet y las redes sociales un medio de difusión donde muchas personas están interesadas en aprender de primera mano. Así que personas que quieran difundir un mensaje tienen en estos medios la mejor herramienta para hacerlo, y es precisamente esto lo que yo quiero replicar.

Y además, están los negocios online que funcionan con marketing de afiliados o empresas multinivel, que le ofrecen a personas con pocos conocimientos empresariales, la posibilidad de desarrollar sus propios negocios con baja inversión y bajo riesgo. Este tipo de empresas tienen como fin ayudar también a estas personas si deciden dedicar tiempo a aprender todo lo que se necesita para construir un activo, en este caso apalancándonos también en una empresa ya constituida y que ponga a nuestra disposición toda una infraestructura ya creada. Lamentablemente, muchas personas no ven este tipo de oportunidades por estar esperando siempre resultados y ganancias instantáneas. Pero alguien que quiera aprender cómo desarrollar un proyecto empresarial puede aprender mucho de este tipo de negocios poniendo en práctica lo aprendido.

 

Los negocios tradicionales no se preocupan por enseñar.

Este concepto de ayudar a emprendedores en verdad se ve muy poco en los negocios físicos. Es muy difícil ver empresarios compartiendo sus enseñanzas a personas que quieran seguir sus pasos. No necesariamente esto tenga que ver con que los empresarios tradicionales no quisieran compartir sus enseñanzas, sino que quizá no encontraban los medios para hacerlo o no habían personas interesadas en aprender porque veían todo más complicado. Hoy en día es común ver personas que busquen constantemente en internet las maneras de generar ingresos extras o aprender las herramientas empresariales que le permitirán construir un activo financiero. Entonces al haber tanta demanda, claramente los ofertantes no se hacen esperar. Pero todo esto se hace más complicado si quitáramos los medios online de la ecuación.

Y ni que decir de pensar que una empresa tradicional ofreciera la posibilidad de ayudar a sus clientes o empleados a convertirse en empresarios por medio de un sistema que les enseñara todo lo necesario para construir su propia empresa, como lo hacen los actuales sistemas de fidelización de clientes que funcionan ahora virtualmente. Por una parte no cualquiera podría contar con el capital necesario para hacer parte de una gran compañía tradicional, ni podría esperar poder llegar a obtener grandes ganancias que lo pusieran a la par de los grandes empresarios. El hecho de disminuir costos por medio del internet, permite a las empresas que funcionan con este modelo de negocios garantizar a las personas que quieran ingresar en este mundo empresarial la posibilidad de hacerlo a muy bajo costo.

 

TENER UN IMPACTO MUNDIAL

La clave de un negocio está en la cantidad de personas que puedas impactar. Cualquiera que sea el tipo de negocio, a cuantas más personas podamos llegar más beneficios recibiremos. Y más allá de si tienes un negocio completamente online, o un negocio físico que debe apalancarse en el internet para llegar a más personas, este es un beneficio de la era digital que todos debiéramos aprovechar. Por pequeño o incipiente que sea tu negocio tienes la posibilidad de llegar a más personas con tus productos o servicios. De hecho, en los negocios digitales es muy difícil diferenciar entre los negocios pequeños y los grandes. Todos tienen la misma posibilidad de alcance si le suministras a tu negocio la dedicación necesaria.

Esto se puede concatenar con otra ventaja de los negocios online sobre los negocios tradicionales, y es que nos permite multiplicar nuestros beneficios con la misma inversión. Con la posibilidad que nos da el internet para tener más alcance hacia nuestro público objetivo, incluso desde el mismo comienzo de nuestro negocio y con una inversión similar a la que necesitaría otra empresa online consolidada, podemos desde nuestros inicios crear estrategias para llegar a más personas y multiplicar nuestros ingresos con la inversión inicial. Claramente esto con un negocio tradicional sería casi imposible, pues allí, para tener más alcance se necesita mayor inversión y posiblemente un empresario novato estaría muy lejos de poder tener el alcance que tendría un empresario con más tiempo en el mercado.

 

APROVECHA LAS VENTAJAS DE LOS NEGOCIOS ONLINE

Todas estas ventajas del emprendimiento online llevan a que muchas más personas estén queriendo ingresar en este apasionante mundo del emprendimiento, incluso personas que aún no están preparadas mentalmente para hacerlo. Lo primero que se debe tener en cuenta para aprovechar estas ventajas es que igualmente este emprendimiento online sigue requiriendo un trabajo duro y constante. Como dije anteriormente muchas personas siguen confundiendo las oportunidades de negocios online con dinero fácil, o algunos prefieren creer que en internet solo hay estafadores. Pero ni lo uno ni lo otro. A lo sumo internet es un reflejo de la sociedad, y así como en los negocios tradicionales existen negocios legales y estafas tambén, igualmente sucede en internet.

Pero entonces no podemos olvidar que así como para tener un negocio tradicional hay que trabajar perseverantemente, así también hay que hacerlo en un negocio online. No digo que no se preocupen por estar alertas de las estafas en internet, pero si dejan de creer siempre en ganancias rápidas y sencillas tendrán un filtro más confiable para encontrar negocios online honestos y rentables a largo tiempo que les permita crear un  activo financiero sólido con la posibilidad de generar ingresos pasivos.

 

Tómate en serio los negocios online.

Tomarlo como un negocio real y no como un pasatiempo es otra manera de sacarle un mejor provecho a estas oportunidades. Principalmente las personas caen en el error de tomar los negocios online sin la importancia debida porque no les cuestas tanto iniciarlo. Es lo mismo que sucede cuando buscamos educación gratuita. No creemos que valga tanto la pena como por aquella que tenemos que pagar sin fijarnos más detenidamente en su contenido. Como lo he dicho, la mejor forma de aprender es practicando, y el hecho de que un negocio online nos permita probar más opciones de negocios a bajo costo, no puede hacernos caer en la trampa de pensar que es un pasatiempo más. Valoremos todo el aprendizaje que de estos negocios podemos sacar, y además midamos todo el potencial que tenga para crearnos un activo para nuestro futuro.

Como dije en el artículo, qué es emprender y cómo ser emprendedores, no por no ser rentable al comienzo deja de ser emprendimiento. Si eres capaz de tomar responsablemente las opciones que este medio te ofrece para crearnos un mejor futuro con todas las ventajas que ya se han señalado, no habrá otro camino que adquirir el negocio que físicamente nos costaría mucho más crear. Y si le implementas el aprendizaje que obtienes  de la educación financiera y desarrollo personal necesarias para llevar a cabo cualquier tipo de emprendimiento, todo esto se traducirá en mayor libertad que es la principal razón de iniciar un negocio online. Así que deja ahora mismo de utilizar el internet únicamente para distraerte, hacer compras o jugar, y aprovecha esta gran oportunidad que solo un pequeño porcentaje de personas estamos aprovechando.

COMPARTELO
¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO?
SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES

Únete a nuestra comunidad para recibir nuestro nuevo contenido directamente en tu correo.

Además recibirás un ebook gratis de bienvenida.

¡AHORA CONFIRMA TU SUSCRIPCIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.