EL TESORO VALIOSO DE LA JUVENTUD

Con este artículo quiero hacer un llamado a los jóvenes para que aprovechen el tesoro valioso de la juventud. Seguramente ya habrán escuchado decir varias veces que ustedes tienen toda la vida por delante, pero esta frase puede tomarse de dos puntos de vista muy diferentes.

Puede ser que si usted es joven piense que después se ocupará por su situación financiera, o tal vez sea consciente que con toda su vida por delante comenzará ahora a planear su futuro financiero para que más temprano que tarde pueda disfrutar de los beneficios que esto le traerá.

Robert Kiyosaki aconseja que es mejor trabajar unos años tratando de crear un activo, que estar toda la vida creándolo para otro. Y esto en los jóvenes el efecto que debería tener es la urgencia de hacerlo lo antes posible y no esperar que el tiempo pase y quizá ingrese en una zona de confort de donde después será más difícil salir, o se vea envuelto por mayores inconvenientes para hacerlo.

ES PRIORITARIO DEDICARNOS A CONSTRUIR UN ACTIVO

Todas las enseñanzas que se predican en este blog y todo el contenido derivado de él, son claramente aplicables a los jóvenes y a los no tan jóvenes. Partiendo desde cualquier punto en que nos encontremos en nuestras vidas es prioritario construir un activo que nos pueda llevar a generar nuestra libertad financiera. Pero claramente tendremos más obstáculos cuanto más pasa el tiempo porque no solo nos llenamos de deudas sino de bichos en nuestra cabeza que nos impiden avanzar.

Comenzar a construir riqueza, con todo el proceso que ya se explicó en un artículo anterior, será menos traumático cuanto más joven se emprenda el camino. Son muchas las noches en que pienso que ojalá yo hubiese tenido la mentalidad y la claridad de propósitos que tengo ahora, cuando recién salía del colegio o en mis primeros años laborales.

VENTAJAS DE LA JUVENTUD

Los jóvenes cuentan con un activo que es la energía que imprimen en todo lo que emprenden. Todo este poder enfocado en la consecución de un objetivo es supremamente efectivo. El otro factor que aventaja a los jóvenes claramente es el tiempo. Como ya les dije tener toda la vida por delante solo será bueno si enfocan esa condición en procurar crear su libertad financiera lo antes posible. Con estos dos activos presentes solo tendrán que empezar a generar ideas para conseguir el dinero que necesiten para iniciar su proceso.

La educación que los jóvenes reciben en el colegio e incluso en la universidad sobre cómo manejar sus finanzas personales realmente es escasa. Hay estudios que demuestran que los jóvenes incluso en edad laboral no tienen los conocimientos básicos sobre tasas de interés, ni tienen planeado comenzar ahorrar. Tampoco controlan los consumos y nada relacionado con sus finanzas. Es como si esto por ahora no les preocupara.

Los jóvenes solo necesitan un faro que los ilumine

Debo decir que conozco gente joven muy consciente de todos estos temas. Pero la mayoría siguen los ejemplos recibidos de su núcleo familiar respecto al manejo de las finanzas por lo que todo esto se vuelve un círculo vicioso, pues muchas familias prefieren no hablar acerca del dinero, aunque sea una de las principales causas de separaciones. Y en medio se encuentran los jóvenes que tal vez queriendo una vida diferente a la de sus padres no encuentran faros guías que les ilumine el camino a seguir.

Pero los jóvenes son realmente inteligentes y si tan solo procuraran cambiar sus vidas y diferenciarse de sus padres en temas económicos podrían lograrlo. Este artículo pretende ser ese faro guía que les muestre por lo menos el camino a la distancia y que su alma se llene de inquietud ante la posibilidad de tener una vida económicamente sana comenzando desde ahora.

DESVENTAJAS DE LA JUVENTUD

 En comparación con quienes ya hemos tenido que darnos golpes contra el mundo experimentando a base de prueba y error, la desventaja que poseen los jóvenes es que generalmente no soportarán tanto como los que ya sabemos lo que es caer y tener que levantarse nuevamente. Pero esto lo que hace es reafirmar la premisa de actuar cuanto antes.

La única manera de adquirir ese aguante a la hora de comenzar un proceso de transformación financiera y de emprendimiento es actuando. Y cuanto antes comience y cuanto más duro se dé golpetazos prontamente, más temprano madurará. No necesariamente por los golpes en sí, sino por el proceso de maduración que ha desarrollado.

No pierda diez años de su vida

Según mis cuentas yo perdí cerca de diez años de mi vida por no tener un rumbo fijo. Cuando entendí lo que debía hacer, inicié mi proceso, y por hacerlo ahora sé que prontamente, si no desfallezco, tendré mi recompensa. Pero así mismo pienso que si mi actitud y mi educación financiera desde joven hubiesen sido las adecuadas ahora estaría viendo el fruto de haber aprovechado al máximo esos diez años que perdí.

Si usted ahora tiene menos de 30 años no espere a cumplirlos para tomar en serio su vida financiera. Cuanto más joven sea dele gracias a Dios de estar tomando consciencia tan prontamente y comience a educarse y a aprender los conceptos que necesita para hacer que su vida sea diferente. Y tampoco espere que se presente una urgencia para hacerlo. Tome realmente el control de su vida.

¿POR DÓNDE COMENZAR?

Como se pueden dar cuenta en este artículo no he hablado de estrategias, mentalidad, o actitudes que se deban tener para cambiar nuestra realidad financiera. Pues básicamente si usted ya es mayor de edad los aspectos técnicos y mentales para la construcción de riqueza son los mismos sin importar la edad. La idea con este artículo es solamente abrirles la mente a los jóvenes para que se comiencen a interesar por su futuro financiero.

La manera de hacerlo ya se ha explicado y lo seguiré haciendo en los artículos próximos, pues ese es el objetivo de este blog. Realmente muestren interés por cambiar su realidad y futuro financiero. Edúquense ya sea con este blog o sigan a personas profesionales en el tema por medio de redes sociales y pongan en práctica todo lo aprendido.

Todo esto no significa que deba ser un gran empresario desde muy joven. Si no ha nacido en una familia de empresarios y nunca antes se ha interesado por el tema, esto le tomará seguramente un tiempo más. Pero lo que si puede aprender es la manera de comenzar a construir su riqueza, de administrar correctamente su tiempo y su dinero, de tener un plan de acción para construir su libertad financiera y en sí todo lo que necesita para ponerse en posición de cambiar su vida.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE

Por otra parte, si usted ya hace parte de los mayores de 30 tampoco se me desanime, más vale tarde que nunca. Yo claramente hubiese preferido comenzar antes, pero eso no me detuvo. Cuando decidí que quería cambiar mi realidad financiera empecé a ver la manera de lograrlo. Obviamente mi manera de pensar acerca del dinero y algunos hábitos me detenían y aún tratan de hacerlo. Pero por eso sigo actuando cada día en busca de mi libertad.

 Si cuando tuve la intensión de cambiar me hubiese detenido por creer que era demasiado tarde, entonces ahora sería el momento en que seguiría igual y quizá lamentándome por no haberlo hecho. Es como ver el vaso medio lleno o medio vacío. ¿Prefiere lamentarse por los años que ya perdió o prefiere mirar hacia adelante y ver la vida que le queda y la manera cómo la quiere vivir? Claramente yo tomé la segunda opción y me gustaría que usted hiciera lo mismo para que avancemos juntos, sin importar la edad que tenga.

La verdadera edad está en su manera de pensar

Juan Diego Gómez en su libro Hábitos de ricos, dice que la edad de la persona no se determina por lo que ha vivido sino por lo que le queda por vivir. Hay jóvenes con mentalidad de viejos y viejos con mentalidad joven. Esto se determina mucho por las aspiraciones, las motivaciones y el sentido que se le dé a la existencia. La lucha que entregue cada día por conseguir sus sueños.

Con este contexto en mente de nada sirve si usted es un joven con tan solo 20 años pero con mentalidad de viejo, sin aspiraciones y sin motivaciones. Conformista con la vida que le tocó o inconformista pero que no hace nada por cambiarla. Para cambiar esto debe cambiar primero su manera de pensar y esto resalta nuevamente la necesidad de hacerlo cuanto antes. Yo mismo era ese tipo de joven, básicamente no me importaba nada, entonces cuando ya quise reaccionar me hubiera gustado retroceder en el tiempo para recuperar esos diez años perdidos.

Claramente lo que necesitamos son jóvenes de mentalidad sin importar la edad. Si usted es joven con verdadera mentalidad juvenil entonces no permita perderse diez años. Y si es un viejo con mentalidad de joven, pues entonces no dude más y retroceda el tiempo que deba retroceder para iniciar su camino nuevamente. Si realmente tiene alma de joven y aun no tiene una vida próspera, le faltará dar un solo paso en esa dirección porque seguramente ya tendrá las motivaciones y las aspiraciones necesarias.

Y por último mi mensaje para aquellos jóvenes que quizá no le encuentran sentido a su vida. Dense la oportunidad de progresar y demostrarse lo mucho que valen. Seguramente todo su poder está dormido en su interior. No pierdan tanto tiempo para descubrirlo. Que su único motivo no sean las cosas superfluas de la juventud. Recuerden dedicar tiempo a pensar en su futuro, para que su futuro no sea como el de la persona promedio. Sacrifica hoy lo que casi nadie quiere sacrificar, para que mañana tengas la vida que casi nadie tendrá.

COMPARTELO
¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO?
SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES

Únete a nuestra comunidad para recibir nuestro nuevo contenido directamente en tu correo.

Además recibirás un ebook gratis de bienvenida.

¡AHORA CONFIRMA TU SUSCRIPCIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.