LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN

La importancia de la comunicación se ha visto reflejada a lo largo de la historia de la evolución humana. Los animales también tienen el poder de comunicarse, pero solo el ser humano ha desarrollado el poder de comunicarse de diferentes maneras, verbales y no verbales, incluso artísticas. Esta gran diferencia de comunicación entre hombres y animales es lo que nos ha puesto por encima en la escala evolutiva, y es lo que ha logrado que hayamos transmitido nuestros conocimientos de generación en generación. La  comunicación nos ha convertido en lo que somos, pero lamentablemente también ha sido utilizada para manipular e influenciar negativamente a las personas.

Además, en el aspecto empresarial y de desarrollo personal, una buena comunicación asertiva puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Jim Rohn, empresario estadounidense y orador motivacional,  considera que «el estilo de comunicación más saludable es la comunicación asertiva». Así como en la evolución humana, en nuestro propio desarrollo debemos apalancarnos en una comunicación asertiva, que nos acerque más a nuestros objetivos, sin pasar por encima de los derechos de los demás, pero con la confianza de transmitir acertadamente las ideas y objetivos que deseemos obtener.

LA COMUNICACIÓN ES UN ASPECTO MUY IMPORTANTE PARA EL EMPRENDIMIENTO

Para poder comunicarnos bien con los demás es necesario empezar por saber bien y concretamente lo que nosotros mismos queremos. No podemos subirnos a un bus, y que cuando el conductor nos pregunte hacia dónde vamos, nosotros respondamos “no tengo idea”. Este es un diálogo que debe comenzar interiormente, y que tiene mucho que ver con nuestro artículo anterior donde hablábamos de la importancia de conocernos a nosotros mismos. Conociendo quiénes somos, nos ayudará a saber también en qué somos buenos, y qué podemos lograr. En sí, un buen diálogo interior, nos permitirá desarrollar más adecuadamente todas las virtudes que nos podrán guiar en nuestro camino al éxito.

Después de tener claro nuestro propósito de vida, que lo habremos descubierto dialogando con nuestro ser más esencial, el camino a seguir será convertir ese propósito en plan de desarrollo empresarial. Seguramente para esto necesitaremos la colaboración de muchas personas, y como nosotros somos los dueños de nuestros sueños, la tarea de comunicar nuestras metas será nuestra. Esa tarea de comunicar nuestros sueños empresariales necesitará de buenas habilidades de liderazgo y de comunicación efectiva que contagie a quienes nos oiga, luego que comprendan nuestras metas y los haga partícipes a ellos también.

La comunicación de un líder, se puede centrar más en una comunicación grupal donde se deben tener en cuenta muchas más aristas, puntos de vista e intereses particulares que suelen hacer más complicada la comunicación. Pero siguiendo ciertas reglas podremos beneficiarnos todos con acuerdos que cobijen las necesidades del colectivo. Ya saben que el emprendimiento del siglo XXI forma personas que quieran “emprender para ayudar a emprendedores”, y una de esas formas es, además de comunicando nuestras ideas y enseñándolas a desarrollar, permitiendo a los nuevos emprendedores que formen parte de nuestro proceso para que ellos comiencen a tener sus vivencias propias. De cualquier manera la comunicación nos permitirá incluir los sueños y proyectos de todos para un bien común donde todos salgamos ganando.

LA COMUNICACIÓN ASERTIVA

Cuando hablamos de comunicación asertiva, le estamos dando al hecho de comunicarnos una característica de respeto hacia la opinión de los demás mientras nos sentimos con derecho de dar nuestras opiniones. Son  muchas las variables que entran en el desarrollo de una buena comunicación asertiva, y deben considerarse como una cualidad innata de todo líder. No solo es cuestión de ser claros a la hora de comunicar nuestras ideas sino también de ser receptivos a la hora de escuchar las de los demás. No queremos imponer a la fuerza nuestras ideas porque comprendemos que una buena idea puede surgir de cualquier persona si estamos dispuestos a escuchar y aceptar sugerencias con humildad.

Ponernos en el lugar del otro y sus intenciones. Escuchar para entender sus razones y no solo para imponer las nuestras. Estas son claves en una conversación asertiva. En ocasiones hablamos y no escuchamos, porque mientras la otra persona está hablando nosotros nos preocupamos más por lo próximo que vamos a responder que por prestar atención a lo que la otra persona en ese momento nos quiere comunicar.

Una buena dinámica en la comunicación nos brinda un flujo de corresponsabilidad en los resultados que obtenemos en nuestro desarrollo. Porque no solo es cuestión de llevar nosotros como líderes de nuestros proyectos los resultados que obtenemos, sino como siempre se ha sabido, debemos rodearnos de personas que nos puedan aportar valor, o en este caso ideas valiosas y constructivas. Y si por alguna razón creemos que no podemos compartir nuestro proyecto con alguna persona, también la comunicación asertiva nos ayudará a dar a entender las razones de nuestra decisión sin lastimar a los demás.

Aprende a decir «NO».

Incluso nosotros mismos debemos tener la suficiente autoridad para saber de qué proyecto queremos hacer parte y de cuál no. Decir «no» es siempre una cualidad muy importante en nuestro desarrollo. Esa falta de autoridad en ocasiones me hace seguir caminos indeseados de los cuales después no sé cómo salir. Quizá  saber decir “no” a tiempo nos puede evitar tantos contratiempos, y nos permite enfocarnos en lo que realmente si queremos, aquello que realmente haga parte de nuestro propósito de vida.

Decir no también significa ser consecuentes con lo que realmente queremos. Eso de ser consecuente con lo que decimos, hacemos y queremos es un tanto complicado, pero es una de las características más importantes para tener un rumbo fijo en nuestras vidas. Es como quien se acostumbra a decir mentiras. Luego debe vivir en esa mentira para no ser descubierto.

Entonces ya deberemos decidir si buscar vivir la vida que soñamos de acuerdo a nuestros valores, o prefieres buscar la vida que no está de acuerdo con tu personalidad donde tendrás que vivir en una mentira permanente tratando ser lo que en realidad no eres. ¡No es necesario! Sea cual sea tu personalidad, hay éxito para todos de acuerdo a sus capacidades, y así podrás comunicarte sinceramente con los verdaderos anhelos que tienes en tu corazón.

CARACTERÍSTICAS DE UNA BUENA COMUNICACIÓN

Hay claves para tener una adecuada comunicación. Estas claves nos permitirán llegar claramente con nuestro mensaje, y asegurarnos de que nuestros interlocutores han captado claramente la idea que hemos querido transmitirle, así como nosotros podremos estar seguros de haber escuchado claramente las ideas y opiniones de ellos. Incluso la comunicación no verbal hace parte de una buena comunicación. Mirar a los ojos, modulación y entonación de la voz, fluidez verbal, posturas y gestos. Usa el lenguaje no verbal para complementar lo que quieres decir con tus palabras. Nuestro cuerpo también comunica y lo ha hecho incluso desde antes que pudiéramos hablar.

Refiriéndonos ya a compartir información propiamente dicha debemos aprender a escuchar para mantener una actitud abierta hacia el mensaje de la otra persona. Identificar nuestras necesidades y buscar satisfacerlas sin sacrificar las de los demás, oponernos de manera asertiva (acá de nuevo la importancia de saber decir «no»). Usar frases con  la palabra “yo” para reafirmar tus deseos y derechos, e incluso para hacer entender al otro que está equivocado, ayuda a una buena comunicación. Por ejemplo es mejor comenzar la frase con “yo no pienso igual”, que decir “tú estás equivocado”

Por otra parte, en un buen diálogo siempre se buscarán acuerdos donde ambas partes ganen. Sabremos controlar y aceptar nuestras emociones para que no salgan a flote en medio de un posible disgusto y así seamos más ecuánimes en  las decisiones y en los comentarios que se den. Nos aseguraremos de afirmar y preguntar claramente sin darle cabida a nuestro interlocutor de que queden dudas sobre nuestros planteamientos, y afrontaremos cualquier crítica de manera constructiva, prestando atención a las razones por las cuales la otra persona está en discordancia con nosotros y aceptando que quizá ella tenga razón.

IDENTIFICA TU MODELO DE COMUNICACIÓN

Existen diferentes modelos de comunicación. Hay comunicación pasiva y comunicación agresiva. En la comunicación pasiva se intenta agradar a los demás y no nos importa que se respeten nuestros derechos. En la comunicación agresiva no se respetan los derechos de la otra persona. Lo ideal será evaluar nuestro estilo para poder encontrar un punto de equilibrio. Estos modelos de comunicación seguramente se adaptarán a ti de acuerdo a tu tipo de personalidad. No es que algún tipo sea bueno o malo, como ya se ha dicho lo importante es encontrar un equilibrio, pero para hacerlo debes reconocer qué tipo de comunicador eres para poder adoptar en ti, la parte que te hace falta para hallar dicho equilibrio.

Una de las maneras de encontrar nuestro modelo de comunicación  es de la misma manera que buscamos nuestra verdadera esencia. La espiritualidad no es algo indiferente en la vida de una persona exitosa. La meditación, la oración y la lectura de temas espirituales ofrecen una paz interior que se refleja en nuestra manera de comunicarnos tanto física como verbalmente.

La comunicación nos ha hecho destacar en la naturaleza pasando de ser cazadores y cultivadores a ser los amos de este planeta, y eso es gracias a que poseemos nuestra parte espiritual. Lo que reflejas a la hora de comunicarte con los demás es lo que tienes en tu interior. Recuerda que la biblia dice que de la abundancia del corazón habla la boca. Así que si deseas saber qué es lo que tienes en tu interior para compartir con los demás, y la manera como decides hacerlo, incluye en tu rutina hábitos de meditación y espiritualidad para que puedas conocer y manifestar tu esencia.

COMPARTELO
¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO?
SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES

Únete a nuestra comunidad para recibir nuestro nuevo contenido directamente en tu correo.

Además recibirás un ebook gratis de bienvenida.

¡AHORA CONFIRMA TU SUSCRIPCIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.