LUCHAR POR NUESTROS SUEÑOS Y VIVIR NUESTRA HISTORIA PERSONAL

Hace poco me vi la nueva película de Disney Pixar, ganadora del Òscar, “Coco”. Para los que no se la han visto trata de un niño que sueña con ser cantante pero su familia le prohíbe siquiera acercarse a una guitarra. (Hasta ahí les cuento para que se la puedan ver). El caso es que el ver esta película me trajo a la memoria nuevamente varios libros y películas que hablan sobre luchar por nuestros sueños y vivir nuestra historia personal.

Steve Jobs en uno de sus discursos más famosos también decía que se debe creer que algo más grande que nosotros está uniendo nuestros puntos del pasado. Refiriéndose a la necesidad de ir viviendo nuestros sueños sin pretender entender exactamente cómo eso nos servirá en el futuro. Dejarnos guiar por nuestros sueños y demostrar que estamos dispuestos a luchar por ellos, le manifestará a eso en lo que creemos, que estamos siguiendo nuestro camino y nos dará confianza en nuestro corazón.

Personas como Steve Jobs o Walt Disney, libros como “El Alquimista” o “El hombre más rico de Babilonia” y películas como “Coco” y “En Busca de la Felicidad”; nos hacen reflexionar sobre que tan dispuestos estamos a luchar por nuestros sueños. Yo personalmente con mi mentalidad pasada pensaba que esas historias eran exageradas y que nadie podría sacrificar y arriesgar tantas cosas por un sueño. Pero claro que ahora pienso diferente.

DEFINIENDO NUESTRO SUEÑO

Ahora creo que el principal obstáculo es que las personas no saben realmente diferenciar entre lo que son sueños y lo que son necesidades. Es frecuente encontrar personas que cuando se les pregunta cuál es su sueño dicen cosas como: conseguir empleo, comprar casa o pagar deudas. Estas son cosas que con sueños o sin ellos deberías hacer.

Para definir claramente nuestros sueños debemos ir un poco más allá. Debemos quizá conversar un poco con nuestro yo interior y escuchar sus necesidades. Seguramente no serán las mismas que tendrá nuestro yo físico. Ese que pide alimento y abrigo. Nuestro yo interior pedirá cosas como desarrollo personal, reconocimiento, paz interior, aventura, libertad y cosas por el estilo.

Nuestro yo interior por lo general se siente abandonado y poco valorado. Siempre damos prioridad a nuestras urgencias físicas y muchas veces cuando satisfacemos esas necesidades entonces ya nos damos por satisfechos. Esta es una muestra total de la ausencia de deseos realmente soñadores en nuestras vidas. Como lo dije en el artículo «libertad de tiempo y dinero», deberemos dedicar tiempo para conocernos a nosotros mismos y saber realmente cual será nuestro sueño o historia personal. (Como lo define Pablo Coelho).

COMENCEMOS NUESTRO CAMINO

Una vez definido nuestro sueño empezará un largo camino. Tal vez inicialmente nos toque confrontarnos con nuestra propia familia como le sucedió al niño de la película “Coco”, o tengamos incluso que pasar necesidades extremas como Walt Disney o Chris Gardner (en quien se inspiró la película “En busca de la felicidad”), o talvez tengamos que cruzar desiertos espirituales como el protagonista de “El alquimista” o Dabasir en una de las historias de «El hombre más rico de Babilonia”.

Comenzando este camino se pondrá a prueba nuestro real compromiso con nuestro sueño. Quizá recién encontrado nuestro propósito de vida obtengamos lo que algunos llaman principio favorable. Eso que hace que al comienzo todo nos resulte más fácil y comencemos nuestro camino con éxito. Pero ese principio favorable o suerte de principiante que llaman algunos, no será más que una señal divina de que vamos por buen camino y nos afianzará más en nuestro deseo. (Yo personalmente he experimentado ese principio favorable y por eso heme aquí escribiendo para ustedes.)

Pero más tarde el camino se comenzará a empinar. Entonces aquí solo los más fuertes y con convicciones más claras serán los que podrán proseguir. Ya deberemos olvidarnos de la suerte de principiante y deberemos demostrarle al universo que estamos hechos para aquello en lo que soñamos y que estamos decididos a escribir nuestra propia historia personal.

EL PODER DE LOS SUEÑOS

Si nuestro deseo es real, este sueño que tenemos en nuestro corazón nos dará la fortaleza para continuar. Muchas veces la gente piensa que cuando se habla de sueños todo es color de rosa. Pero hay que ver los sacrificios que han hecho las personas que han logrado grandes cosas en la vida y las lágrimas que han derramado.

Lo que las personas no consideran es que “entre el dicho y el hecho hay mucho trecho”. Es muy fácil leer o escuchar una historia donde el protagonista pase años peleando por escribir su leyenda, pero cuando se vive el día a día y vemos que pasan meses que han parecido años, nos damos cuenta que vivir el proceso es mucho más difícil que admirar a los que ya lo han conseguido.

Por eso si nuestros sueños no están bien arraigados en nosotros, cualquier brisa nos derribará. Pero si estamos convencidos de lo que deseamos, la alegría de saber que estamos en camino a nuestro desarrollo individual, nos empujará incluso en los momentos en que nos preguntemos si realmente vale la pena por lo que estamos luchando.

LA LEY DE LA ATRACCIÓN

La ley de la atracción y el desarrollo de nuestra historia personal van muy íntimamente ligados. Es increíble ver como todo lo que vamos deseando sinceramente de corazón, el universo va abriendo las puertas para que lo podamos obtener. Así también con nuestros pensamientos podemos alejar todo aquello que no nos guste de nuestras vidas.

El estilo y la calidad de vida que tenemos hoy han sido gracias a nuestros deseos conscientes o inconscientes de nuestro pasado. Por eso nuestro objetivo es enfocarnos en atraer directamente a nosotros aquello con lo que soñamos e ir realizando aquellas pequeñas cosas que interiormente sabemos que hacen parte de nuestra historia. No deberemos hacer las cosas solo para impresionar o no defraudar a otros, incluyendo a nuestra familia. A la única persona que no debemos decepcionar es a nosotros mismos.

La ley de la atracción necesita de un constante enfoque en nuestros sueños.

El enfoque en nuestros sueños hará más fácil a la ley de la atracción traernos aquello con lo que soñamos. Si un día pensamos que queremos una cosa y al día siguiente pensamos que queremos otra o que ya se nos da igual si la obtenemos o no, tendremos a la inteligencia universal indecisa sobre qué atraer hacia nosotros. Pero si día a día reafirmamos en nuestro corazón ese deseo de nuestro yo interior, le daremos una imagen clara al universo de lo que nos debe procurar de su infinita bondad y sabiduría.

Este mismo enfoque sirve también para nuestros deseos materiales. Pero recuerda que nuestro propósito de vida y nuestra historia personal deben ser enfocados principalmente en nuestros deseos de reconocimiento, desarrollo, libertad, aventura y en sí todo lo que refería al principio del artículo sobre lo que nuestro ser interior nos exige. Ya sabemos que en esencia el universo no es solo material sino por sobre todas las cosas espiritual.

EL PLACER DE ALCANZAR NUESTROS SUEÑOS

En todas las historias que tratan sobre luchar por sueños y escribir una historia personal para dejar un legado, siempre hay en medio toda una historia de superación. Y esa misma historia de superación hace más placentero al protagonista de la historia llegar por fin a su meta. Después de tantos sacrificios y tantas lágrimas derramadas, después de enfrentarse al mundo y atravesar todos los obstáculos, es normal comprender la sensación de obtener algo que realmente nos merecemos y por el cual hemos luchado tanto.

En el camino habremos cambiado vidas, habremos afectado para bien a más personas, seguramente conoceremos otros aspectos de la vida y sobretodo conoceremos nuestros verdaderos límites por haber superado los que teníamos auto impuestos. Recordando nuevamente a Steve Jobs solo en ese momento podremos unir los puntos de toda nuestra travesía, no antes. Solo en este punto veremos y entenderemos por qué desde que decidimos comenzar nuestro camino hicimos lo que hicimos aunque en su momento no lo comprendiéramos.

El alma del universo será nuestro guía

Lo que me parece más maravilloso de todo esto es saber que cuando decidimos iniciar nuestro camino, no planeamos que seremos guiados por una mente o un alma superior. Y que cómo dice Paulo Coelho en «El Alquimista», todas las cosas, incluso las cosas materiales (quienes según el escritor también tienen alma) conspirarán para guiarnos por nuestro camino aunque nosotros creyéramos que en todo momento éramos nosotros quienes tomábamos las decisiones.

Viéndolo de esta manera, nuestro único trabajo es definir claramente qué es aquello por lo que deseamos vivir y poner nuestra mente y nuestras acciones enfocadas en ese objetivo. Realizaremos nuestra tarea de unir nuestra alma con el alma del universo que es la misma alma que ha creado todo lo material y lo espiritual y de seguro no habrá un resultado diferente que el desarrollo potencial de nuestra propia historia personal para la que fuimos creados.

COMPARTELO
¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO?
SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES

Únete a nuestra comunidad para recibir nuestro nuevo contenido directamente en tu correo.

Además recibirás un ebook gratis de bienvenida.

¡AHORA CONFIRMA TU SUSCRIPCIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.