SER AGRADECIDO TRAE ABUNDANCIA

Una de las cosas que puede traer mayor abundancia a nuestras vidas es el hecho de ser agradecido. Hay tantas cosas y razones por la cuáles debemos agradecer  y que el mismo universo está esperando que le reconozcamos. Y a su vez, son tantos los beneficios que recibiremos de tener un alma agradecida que incluso es provechoso para nosotros. La gratitud y la abundancia van de la mano porque así como valoremos todo lo que ahora poseemos, igualmente Dios nos bendecirá con más. Pero si no reconociéramos todas las bendiciones que hemos recibido hasta acá, ¿por qué Dios o el universo tendrían afán por procurarnos más cosas valiosas?

Seguramente habrá muchas más personas que merezcan mayores bendiciones que una persona que se queja por todo. Ahora nuestro propósito, será ser merecedores de todas las cosas buenas que el  mismo universo nos pueda ofrecer abundantemente, y para esto deberemos comenzar a dar gracias por todo lo que se nos ha concedido y lo que esperamos recibir. En este artículo veremos las ventajas de aplicar el agradecimiento en nuestras vidas y cómo esto nos puede traer prosperidad.

SER AGRADECIDO TE DA UNA ACTITUD POSITIVA

En el artículo titulado, aprendamos juntos a cambiar nuestra realidad financiera, reconocía que uno de los factores que me detienen para poder alcanzar el éxito era mi lamentable actitud mental, aunque reconocía las ventajas de tener una adecuada actitud y dar gracias por todo lo que he conseguido y que he logrado con mucho esfuerzo. Como pueden ver es algo en lo que trabajo constantemente para mejorar cada día en este aspecto y poder avanzar más rápidamente hacia la consecución de mis objetivos

Reconozco que el ser agradecido mejorará mucho mi actitud hacia la vida. Es increíble que a veces mi único pensamiento positivo sea que “siempre pudo haber sido peor”. ¿Se imaginan mi conformismo? Es esa actitud a la defensiva constante lo que me distancia tanto de una persona exitosa. Esta es una de las razones que Harv Ecker da en su libro los secretos de la mente millonaria para explicar las principales diferencias entre una mentalidad de riqueza a una de escasez. Dice: “los pobres juegan para no perder, mientras que los ricos juegan para ganar”

Otras ventajas de ser agradecido.

Además de la actitud positiva, el ser agradecidos tiene otras ventajas que pueden afectar  nuestra vida para bien. Por ejemplo, una persona agradecida puede impactar con su entusiasmo a las personas a su alrededor. Una cualidad muy importante para quien  pretende ser un líder y fortalecer sus relaciones personales. En general, la persona exitosa lleva consigo la virtud de contagiar de tanto optimismo que los demás siempre reconocen de él que puede lograr muchas cosas. Esto no sería posible con una mentalidad desagradecida, ya sea con su propia vida o con los servicios que pueda recibir de los demás. No importa si la otra personas está recibiendo recompensas por su labor explícita o implícitamente, un buen líder siempre será agradecido por las personas que lo rodean y el beneficio que le prestan. Y esto beneficiará su entorno.

Por último, el ser agradecido te hace consciente del mundo a tu alrededor. Tantas cosas con las que contamos y que generalmente damos por descontadas. Acá igualmente el ser agradecido nos muestra la abundancia de la que está hecha el universo y nos percata de que nosotros hacemos parte de él, y por lo tanto tenemos derecho a disfrutarla. Si se te hace difícil imaginarte la abundancia que hay en este mundo, solo ponte a pensar cuántas estrellas observas en el firmamento, y esas son solo una pequeña cantidad de las muchas que existen en millones de galaxias en todo el universo observable. Esta debiera ser suficiente razón para sentirnos bendecidos de existir y no creernos los dueños de este pedacito de universo en el que vivimos y del poco espacio que significa nuestra existencia en el tiempo.

 

LA GRATITUD Y LA ABUNDANCIA SON LEYES ESPIRITUALES

Así como existen leyes físicas universales que rigen todo el universo y que no pueden ser quebrantadas sin importar el nivel socio económico, las creencias, ni los preceptos que tengamos sobre ellas, pero que ahí están y se hacen cumplir, igualmente existen ciertas leyes espirituales que aunque nosotros no las consideremos o no seamos conscientes de su existencia, son las que rigen nuestra vida no material. La gratitud y la abundancia son dos de estas leyes y conocer su existencia y la manera como rigen nuestro camino al éxito, nos facilitará el poder obtener increíbles resultados.

Estas dos leyes a su vez son influenciadas por el poder de la palabra y del pensamiento. Claramente una persona que es agradecida tendrá pensamientos radiantes sobre su presente y optimistas sobre su futuro. Y estas sensaciones las reflejará en sus palabras porque sabe que estas tienen poder. El declarar abiertamente gratitud por lo recibido y esperanza en un futuro lleno de abundancia, mostrará al universo material lo que nosotros tenemos arraigados en nuestro ser espiritual y estas leyes determinan que todo lo que esperemos con fe, actuando persistentemente por obtenerlo, el universo nos lo proveerá.

Es casi inherente de la persona agradecida el tener esperanza por las cosas que sabe merece gracias a su perseverancia y convicción, y de hecho sabe dar gracias por anticipado por aquello que sabe obtendrá. Esta fe indomable de que recibirá su recompensa por las acciones enfocadas cada día en su objetivo, no es otra cosa que el conocimiento aplicado de estas leyes inquebrantables. Es como saber lo que pasará si dejas caer un vaso de cristal. Nunca dudaremos que la ley de la gravedad hará su trabajo y que el cristal no soportará tal impacto. No es cuestión de fe sin sentido, es el resultado de la inevitable consecuencia de trabajar aplicando las leyes espirituales a nuestro favor.

 

APRENDE A VIVIR EN ABUNDANCIA

Este conocimiento de las leyes espirituales nos preparará para el momento en que lleguen los resultados esperados. Como el cultivador que trabaja en el momento de la siembra conociendo de antemano también como deberá actuar cuando lleguen las cosechas. Si sabes que inevitablemente algún día llegará tu recompensa, tú debes estar preparado para recibirla. No importa cual sea tu objetivo final, a medida que vas avanzando en tu proceso, siéntete ya en posesión de aquello que es tu deseo y vive desde ahora como debieras vivir en aquel momento cuando esto por fin suceda. Debes estar preparado para recibir en abundancia. Te aseguro que si no lo haces, te desbordará la cantidad de bendiciones que recibirás.

Todo el sacrificio que haces ahora, tendrá recompensas mucho mayores y cosecharás frutos que serán mucho más provechosos que las encrucijadas por las que estés pasando ahora. Verás que habrá valido la pena el soportar tantos contratiempos que ahora has tenido que superar y los sinsabores que habrás tenido que callar. Tu esfuerzo no será en vano. Por eso practica abrir tus brazos para recibir todo lo que el universo tiene para tí como recompensa. Esfuérzate, prepárate, lucha y hazte realmente merecedor de todo esto que Dios ha prometido que dará a quienes sean diligentes en su actuar en busca de la prosperidad. Porque Dios aborrece al perezoso y al negligente.

 

No temas esperar abundancia económica.

Los resultados de nuestra lucha pueden ser muy diferentes de acuerdo a los motivos que tengamos para superarnos cada día y a las metas que queramos alcanzar, pero no temas también esperar abundancia económica. Ya en un artículo anterior expliqué por qué considero que el dinero no es la felicidad, pero realmente es importante y necesario. Además de ser vital para la subsistencia, el dinero se nos ofrece como recompensa por nuestro esfuerzo. Si realmente haces bien tu trabajo, no solo tendrás la recompensa de ayudar a otras personas, sino que el dinero no te faltará porque tendrás una herramienta para ayudar a muchos más y la recompensa lógica será la abundancia material.

A mí no me da pena decir que no quiero pasarme toda la vida contando monedas. Pero por eso desde ahora todo mi escaso dinero y todo mi tiempo lo enfoco en la consecución de mis metas que me brindarán seguramente un futuro muy distinto a mi presente. Soy diligente en mi presente austero financieramente, para saber cómo actuar en mi futuro abundante. Soy consciente de que este no es ni será mi objetivo principal, pues mi mayor satisfacción será ayudar a muchas personas a cambiar sus vidas si logro cambiar la mía, pero comprendo que para cuando Dios me bendiga haciendo mi sueño realidad de impactar a muchas personas, será casi inevitable que el dinero acuda a mí gracias a las leyes espirituales explicadas anteriormente.

 

PREOCÚPATE DESDE YA POR EL MANEJO DE TU DINERO

Muchas personas dicen que no se preocupan por aprender cómo invertir su dinero porque ahora no poseen demasiado. Pero comenzar a preocuparse desde ya por el manejo de tu dinero te preparará para recibir todo el que tendrás cuando vengan las vacas gordas. Esas mismas personas cuando pasan por épocas abundantes económicamente en sus vidas no saben cómo administrar el dinero que pasa por sus manos. Por el contrario, quien sabe vivir austeramente en sus momentos de crisis, estará mejor preparado para administrar adecuadamente su dinero y tendrá un buen plan de acción para cuando las vacas gordas vuelvan nuevamente, y sabrán manejar sus talentos como en aquella parábola de la biblia donde se explica que al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará. Esto está directamente expresado en términos de una adecuada administración de nuestros recursos.

No deben extrañar que un artículo sobre la gratitud, termine enfocado en el tema del dinero, pues ser agradecido no significa ser conformista. Por el contrario, ser agradecido te traerá mayor abundancia tanto espiritual como material. El propósito de este escrito no es que te sientes conformemente a agradecer por todo lo que has recibido sin preocuparte cómo puedes seguir obteniendo más beneficios, pues eso mostraría que tienes una mente limitante y te perderías de las grandes abundancias que ya hemos visto posee el universo. El verdadero fin de dar gracias es abrir las puertas para muchas más bendiciones que te esperan, mientras vas disfrutando tu presente. Cuanto más te demores en comprender todo esto, tanto más te demorarás en ver la vida desde la perspectiva espiritual donde están las cosas más sencillas, pero a la vez más importantes de la vida, y de donde procede toda la abundancia que el universo tiene para ti.

COMPARTELO
¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO?
SUSCRÍBETE PARA RECIBIR NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES

Únete a nuestra comunidad para recibir nuestro nuevo contenido directamente en tu correo.

Además recibirás un ebook gratis de bienvenida.

¡AHORA CONFIRMA TU SUSCRIPCIÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.