EDUCACIÓN FINANCIERA

LAS CONSECUENCIAS DE NUESTRAS DECISIONES

LAS CONSECUENCIAS DE NUESTRAS DECISIONES

Ya en un artículo anterior (tomar decisiones y aprender de nuestros errores) analizábamos la importancia de aprender a tomar decisiones y en él aprendimos que aceptar equivocarnos y aprender de esos errores puede ser una gran fuente de aprendizaje. Pero luego de este paso debemos también aprender a asumir las consecuencias de nuestras decisiones. No solo es el aprendizaje que dejan, sino saber incluso antes de tomar cualquier decisión, que esta nos traerá consecuencias las cuales tendrás que prever para que no se nos conviertan en una carga posteriormente.

Cada decisión que tomamos marca nuestro futuro y constantemente estamos tomando decisiones. De allí radica la importancia de saber tomar las decisiones que nos traigan las mejores consecuencias, aunque como ya se explicó en aquel artículo, incluso de los fracasos derivados de malas decisiones también se pueden obtener beneficios. Por eso tendremos en cuenta que si aprendemos de nuestras decisiones, siempre será un acierto aunque los resultados no hayan sido los esperados. Y consecuentemente procuraremos que las decisiones tomadas estén enfocadas en nuestra propia felicidad, porque entonces soportaremos con mayor facilidad cualquier resultado negativo si entendemos que actuamos con la mejor intención.

Leer más acerca de LAS CONSECUENCIAS DE NUESTRAS DECISIONES

SE NECESITA FE PARA VOLVER A EMPEZAR

SE NECESITA FE PARA VOLVER A EMPEZAR

No son pocas las veces que he sentido que voy por el camino equivocado, o que tal vez debiera replantearme muchas cosas en medio de mi proceso de desarrollo financiero y personal. El mayor aprendizaje que he obtenido de estos momentos grises es que se necesita fe para volver a empezar. Y de hecho, lo que más me sorprende, es ver cómo tantas personas que hoy se pueden considerar exitosas han pasado por estas etapas donde se han visto obligadas a retomar por un camino diferente su propio destino, o tal vez solo afianzaron su fe en lo que deseaban obtener viéndolo en una perspectiva diferente.

Curiosamente muchas de las empresas hoy mundialmente reconocidas, tuvieron en sus inicios actividades muy diferentes a las cuales desarrollan hoy, y por las cuales lograron un renombre a nivel mundial. Como ejemplos de esto tenemos a empresas como Nokia, que en sus inicios fabricaba papel. O la famosa competencia automovilística en los estados unidos, Nascar, que nació como una empresa de contrabando de licor. Y en nuestros tiempos, youtube, pretendió iniciarse como una casa de citas online. Y muchas otras empresas como estas se vieron obligadas en algún momento a reinventarse para comenzar de nuevo enderezando su camino de acuerdo a las oportunidades que fueron encontrando.

Si estas empresas hubieran decidido que cambiar su rumbo sería una muestra de fracaso, entonces jamás hubieran obtenido el gran éxito que ahora tienen. Igualmente, quienes nos hemos involucrado en la empresa de tomar el control de nuestro propio destino, deberemos estar abiertos a nuevas oportunidades o nuevas maneras de llegar a  la misma meta planteada. Y les aseguro, que en algún momento de sus vidas se tendrán que mirar a los ojos y preguntarse para dónde van en la vida, y si el camino que están tomando en verdad los llevará allá. Casi siempre ese momento  vendrá después de situaciones difíciles, atravesando algún oscuro túnel en sus vidas, por eso deberán estar preparados y tomar consciencia a lo que se enfrentarán ante tal situación.

Leer más acerca de SE NECESITA FE PARA VOLVER A EMPEZAR

EXPANDE TU REALIDAD FINANCIERA

EXPANDE TU REALIDAD FINANCIERA

Te has preguntado alguna vez ¿cuánto dinero te gustaría ganar mensualmente?, ¿Qué calidad de vida te gustaría tener?, ¿Cuáles lujos te gustaría darte?  Si has hecho el ejercicio y te has conformado con muy poco es el momento de expandir tu realidad financiera. Si incluso en nuestro imaginario no cabe una cifra, por muy elevada que sea, este es el principal obstáculo para que podamos avanzar en nuestra vida económica.

Este principio no aplica solo para nuestras finanzas, sino para todos los aspectos de nuestras vidas. Tan grande como sean nuestros pensamientos, así serán nuestros resultados. Es sabido el poder de nuestros pensamientos en nuestro proceso de transformación personal y que estos pensamientos los tenemos arraigados por nuestras creencias. (estos temas lo podemos estudiar en libros como: El alquimista, La vaca, El monje que vendió su Ferrari, piense y hágase rico, entre otros)

Pero también debemos tener en cuenta que nuestras limitaciones mentales con respecto a la prosperidad también pueden ser ocasionadas por la falta de experiencias propias que reafirmen las capacidades que tenemos para alcanzar grandes metas en la vida. Y a su vez, esa falta de experiencias son producto de no buscar el camino por el cuál podamos conseguir algo más allá de lo que creemos equivocadamente que son nuestros límites.

Leer más acerca de EXPANDE TU REALIDAD FINANCIERA

enable_page_level_ads: true });